Dónde comer en Mérida

Si estáis visitando Extremadura y además de hacer turismo os apetece daros una buena comida aprovechando la gastronomía extremeña aprovechad porque Mérida ofrece una amplia variedad de opciones para disfrutar de comidas increíbles, desde lugares más clásicos hasta propuestas más innovadoras que viene gente de todas partes a probar.

A continuación, os presentamos una lista de algunos de los restaurantes más destacados de la ciudad, donde podréis probar sabores únicos que no encontraréis en ningún otro lugar. ¡Seguid leyendo!

1. La Milanesa

En La Milanesa, podréis disfrutar de una buena carta que incluye desde arroces caldosos (su plato estrella), hasta carnes exquisitas, siempre en un ambiente acogedor. La calidad de los productos y el trato amable del personal son dos de sus puntos fuertes. Podéis visitarlo tanto en verano como en invierno ya que tiene varios ambientes adaptables según el tiempo que haga en la ciudad.

Este sitio es nuestra opción ideal para quienes aprecian la cocina mediterránea y española. ¡También tienen opciones sin gluten!

Precio medio por comensal con bebida: 20€

2. La Carbonería

La Carbonería destaca en Mérida por su especialidad en carnes y pescados a la brasa, pero su carta también incluye tapas variadas y opciones ligeras como ensaladas. Desde nuestro punto de vista, si venís aquí es a probar un buen trozo de carne, ya sea a la piedra o ya hecho en el plato, no os podéis levantar sin probar una opción de este tipo, es el mejor sitio de carne a la brasa de la ciudad sin ninguna duda.

La decoración moderna y elegante del lugar, junto con una amplia variedad de vinos extremeños, crean el ambiente perfecto para disfrutar de una comida o cena de calidad. La ubicación es perfecta, en la plaza de la Constitución, muy accesible si estáis dando una vuelta por el centro o incluso queréis salir luego a tomar algo.

Precio medio por comensal con bebida: 25€

3. Barbarossa

Situado en el corazón de Mérida, Barbarossa es el sitio ideal para los que buscan una propuesta gastronómica moderna. Aunque los precios son algo más elevados que el del resto de los restaurantes de la ciudad, sus productos son de mucha calidad y hay que tener en cuenta que está en la plaza del ayuntamiento, más céntrico imposible.

Tienen un menú cambiante que suele consistir en platos innovadores que mezclan la tradición local con toques contemporáneos, todo en un ambiente acogedor y con un servicio excepcional.

Precio medio por comensal con bebida: 30€

4. Serendipity by Charcutapa

En vuestro paso por Mérida, no podéis dejar de visitar «Serendipity by Charcutapa». Situado en un punto estratégico de la ciudad, este restaurante os ofrece un menú repleto de tapas que abarca casi todas las opciones de su carta. La calidez en el trato, especialmente de Vicente, convertirá vuestra comida en una experiencia hogareña y sumamente agradable. Y lo mejor, la relación calidad-precio es insuperable, con un promedio de 21€ por persona, incluso incluyendo bebidas adicionales. Una visita obligada para quien busca calidad y buen servicio.

5. Capriccio Italiano

De vez en cuando cenamos en Capriccio Italiano, un restaurante italiano magnífico donde todo, desde el servicio y la atención hasta la comida, es muy buena. La calidad de los postres caseros nos encantó, haciendo que quisiéramos repetir la experiencia.

El personal muy atento se adaptó a nuestras peticiones con gusto, celebrando el cumpleaños de un amigo con una velita en el postre. La atención desde nuestra llegada fue perfecta, destacando por su profesionalidad y amabilidad. Además, ofrecen un menú infantil ideal por 10€ que incluye bebida, comida y helado.

6. El Puchero de la Nieta

El Puchero de la Nieta, en Mérida, es un auténtico descubrimiento para los amantes de la cocina tradicional con un toque moderno. Este lugar no solo destaca por sus platos abundantes y sabores auténticos, sino también por un servicio que te hace sentir como en casa.

Durante nuestra visita, nos decantamos por el menú del día, una opción que por 14€ ofrece una experiencia culinaria completa. El puchero de garbanzos y el revuelto extremeño son simplemente espectaculares en sabor y cantidad. No puedes dejar de probar el solomillo con salsa de torta, tierno y jugoso a más no poder. Y para terminar, un postre casero que, pese a llevar leche condensada, resultó sorprendentemente suave y delicioso. Además, la ensalada de pimientos, las migas y el lagarto ibérico no hicieron más que confirmar la excelente calidad de la cocina.

El ambiente del lugar es tranquilo y acogedor, con una decoración que invita a quedarse. El precio medio por persona es bastante razonable, considerando la calidad y la cantidad de la comida. La atención de Lorenzo y el resto del equipo fue impecable, siempre atentos y amables, lo que sin duda suma puntos a la experiencia general.

  • Precio medio por persona: 20€-25€
  • Plato favorito: Solomillo con salsa de torta

Sin duda, El Puchero de la Nieta es un lugar altamente recomendable por su calidad, cantidad y servicio. ¡Un must si estás por Mérida!

7. NATURA GastroArt

Natura Gastro Art en Mérida es una joya para aquellos en busca de una experiencia culinaria única y asequible, especialmente para parejas. Este acogedor restaurante se especializa en ofrecer un menú degustación para dos, con 5 platos más postre por 30€, una ganga para la calidad y creatividad que presentan en cada bocado.

La experiencia comienza con una mezcla sorprendente de sabores que juegan con tu paladar. El tataki de atún y las alcachofas son simplemente divinos, destacando entre los platos por su sabor y presentación. Además, la inclusión de opciones como pan sin gluten demuestra su compromiso con satisfacer diversas necesidades dietéticas. Sin embargo, un pequeño detalle a mejorar sería el sistema de notificación para los platos listos, ya que la campanilla puede resultar algo intrusiva en medio de una cena tranquila.

El ambiente de Natura Gastro Art suma puntos a la experiencia global; es un lugar ideal, acogedor, con buena música y bellamente decorado, creando un entorno perfecto para disfrutar de una cena inolvidable. Además, la atención al cliente es excelente, con recomendaciones acertadas que garantizan una velada perfecta.

  • Precio medio por persona: 15€ (menú degustación para dos)
  • Plato favorito: Tataki de atún

Si buscas una cena informal pero sofisticada, Natura Gastro Art es sin duda alguna tu mejor opción en Mérida. Su combinación de ambiente, servicio, y una oferta culinaria exquisita garantizan una experiencia memorable. ¡Imprescindible visitar!

8. La Tahona

La Tahona en Mérida es un lugar que, definitivamente, te roba el corazón no solo por su comida de excelente calidad sino también por su calidez y servicio excepcional. Especial mención merece María José, cuyas recomendaciones y trato hacen que la experiencia sea aún más especial.

Este restaurante destaca por su ambiente acogedor y decoración modernista, creando un entorno perfecto para disfrutar de lo mejor de la cocina. Entre los platos que probamos, el variado de quesos extremeños, el ceviche de corvina con ese toque picante justo, la pluma ibérica y el canelón de rabo nos dejaron un recuerdo imborrable. Y para cerrar, una torrija con helado que simplemente es un pedazo de cielo en la boca. Todo esto, acompañado de un precio muy razonable dada la alta calidad de los platos.

La terracita es un plus, un espacio perfecto para disfrutar de unas tapas en un ambiente más informal. La profesionalidad y amabilidad del equipo son de destacar, siempre dispuestos a asegurar que tu experiencia sea inmejorable. Los torreznos, el canelón, la carrillera y, por supuesto, la torrija son platos que no puedes dejar de probar.

  • Precio medio por persona: 20€-30€
  • Plato favorito: Ceviche de corvina

La Tahona se convierte así en un must para cualquier visita a Mérida, perfecto tanto para una cena romántica como para un encuentro casual con amigos. ¡Sin duda un lugar para recomendar y volver una y otra vez!

9. A de Arco

Si os encontráis paseando por Mérida y el hambre empieza a apretar, A de Arco es vuestro lugar. Este pequeño pero encantador restaurante se especializa en ofrecer tapas de alta calidad con un enfoque en la excelencia del producto. La amabilidad del personal y sus recomendaciones acertadas garantizan una experiencia culinaria inolvidable.

Durante mi visita, las huevas de merluza al carbón con jamón ibérico me dejaron particularmente impresionado; un plato que equilibra perfectamente la sencillez y el sabor sofisticado. Otros destacados incluyen las alcachofas confitadas y el bacalao, que son un claro testimonio del cuidado y la pasión que ponen en la cocina. Aunque el lenguado fue bueno, siento que hay espacio para mejora.

A de Arco ofrece más que solo comida; su ambiente acogedor, situado bajo el histórico Arco de Trajano, y una decoración exquisita crean el escenario perfecto para disfrutar de una comida. El servicio, aunque un poco excesivo en su atención, demuestra un compromiso con la excelencia. Con precios muy razonables considerando la calidad y el cariño puesto en cada plato, es claro por qué este lugar es uno de mis favoritos en Mérida y, por extensión, en Extremadura.

  • Precio medio por persona: Asequible.
  • Plato favorito: Huevas de merluza al carbón con jamón ibérico.

¡No dudéis en visitarlo si tenéis la oportunidad!

10. Agallas Gastro & Food

AGALLAS Gastro & Food en Mérida es esa joya escondida que, una vez descubierta, se convierte en visita obligada. Recomendado por la recepción del hotel, y con razón, este lugar nos sorprendió gratamente, tanto que repetimos durante nuestra estancia. Destaca especialmente por su plato estrella, las vieras, que son simplemente IMPRESIONANTES. La combinación de sabor y textura es un verdadero placer para el paladar.

Además de las vieras, probamos el Bao de cangrejo y de costillas, siendo este último mi favorito personal por su sabor único y la textura perfecta. El Scam de cerdo también fue una delicia que no podemos dejar de mencionar. Aunque los postres, como los buñuelos rellenos de oreo y el postre de cítricos, no fueron de nuestro total agrado, esto queda a criterio de cada comensal y no empaña la experiencia general.

El ambiente de AGALLAS es moderno y acogedor, con una presentación de platos que roza la perfección y un equipo de camareros que destaca por su simpatía. Aunque al principio tuvimos nuestras dudas por la apariencia exterior y la espera de casi 30 minutos debido a la política de no reservas, la calidad de la comida y el servicio eficiente hicieron que valiera la pena la espera.

  • Precio medio por persona: buena relación calidad-precio.
  • Plato favorito: Vieras.

11. Shangri La

Shangri La en Mérida es una parada obligatoria para todos, tanto si sigues una dieta vegetariana como si simplemente disfrutas explorando diferentes tipos de cocina. Mi primera experiencia en este restaurante vegetariano ha sido, sin dudas, excepcional. La calidad de la comida, las porciones perfectas y la posibilidad de pedir medias raciones para probar una mayor variedad de platos son solo algunos de los aspectos destacados de este encantador lugar.

Desde el pan de quinoa, pasando por un salmorejo exquisito con un toque de queso delicatessen, hasta un canelón de paté de champiñones casero y gyozas de setas, cada plato fue una deliciosa sorpresa. Pero lo que realmente se lleva la palma es la tarta de zanahoria con nueces, crema de queso y un aroma a naranja y lima japonesa; simplemente sublime. Además, la decoración y el ambiente, con esos budas sonrientes desde los rincones, junto a un servicio atento y profesional, hacen de la visita una experiencia relajante y profundamente gratificante.

Lo que más me impresionó fue cómo, incluso después de 8 años, el restaurante ha sabido evolucionar manteniendo la esencia que lo hace especial. La ampliación de la carta y las mejoras en el local son evidencia de su compromiso con la calidad y la satisfacción del cliente. El hecho de que el mismo camarero que nos atendió hace años siga allí, brindando un servicio excepcional, añade un toque personal y familiar al lugar.

  • Precio medio por persona: Muy adecuado a la calidad y elaboración de los platos.
  • Plato favorito: Tarta de zanahoria con aroma a naranja y lima japonesa.
Scroll al inicio