Qué ver en KoH Lanta

Koh Lanta (o Ko Lanta) es un rincón especial en Tailandia que nos ha dejado con ganas de más. Es una isla paradisíaca para los que buscan tranquilidad y belleza natural, lejos del bullicio de las islas más turísticas. Tanto si os estáis planteando si merece la pena visitar Koh Lanta, como si os habéis decidido por esta bonita isla, seguid leyendo para descubrir cuales son nuestros imprescindibles en una isla que nos gustó muchísimo.

Os contamos todo de su famosa playa Bamboo Beach, apartada y «secreta», el lugar perfecto para desconectar, o sus otras playas más desconocidas como Nui Beach, que descubrimos por casualidad y nos encantó. El Parque Natural de Koh Lanta también es otro de los imprescindibles que ver en Koh Lanta si os gusta la naturaleza y la aventura. A continuación os dejamos todos los detalles, precios y tiempos aproximados de esta bonita isla, así como los mejores sitios para comer de Koh Lanta y probar su gastronomía. Ko Lanta tiene algo para todos, ¡acompañadnos en este viaje y descubrid por qué nos hemos enamorado de este rincón de Tailandia!

1. Nui Beach

Nuestra recomendación número uno para visitar en Koh Lanta es esta preciosa playa de arena blanca y aguas turquesas, ¡fue una de nuestras playas favoritas de la isla! El camino que nosotros seguimos para acceder es super curioso ya que atraviesa el restaurante Diamond Cliff desde el cual se tienen unas vistas impresionantes de la playa. Una vez se atraviesa el restaurante hay que bajar algunas escaleras de madera por un camino bastante fácil pero hay que tener en cuenta que no es accesible para personas con movilidad reducida. 

Nosotros tuvimos la suerte de tener la playa casi para nosotros solos, es un lugar muy tranquilo sin sombrillas ni chiringuitos, inmerso en la naturaleza. La playa estaba muy limpia y tenía unos techados de rafia gratuitos para escapar un poco del sol. Para nosotros esta fue una de las playas más bonitas que ver en Koh Lanta.

2. Bamboo Beach

Playa de arena fina enclavada en medio de la naturaleza justo al sur de la isla de Koh Lanta, vista desde los miradores es la imagen típica de una playa tropical rodeada de selva. Para llegar nosotros aparcamos la moto a un lado de la carretera donde vimos más motos aparcadas y solo hay que recorrer un pequeño camino por la selva para llegar a la playa.

La verdad que teníamos muchas expectativas con esta playa ya que nos encantan las playas vírgenes rodeadas de naturaleza pero al llegar nos decepcionó un poco ya que la encontramos un poco sucia, sobre todo había bastante plástico en la parte izquierda de la selva. Es una playa preciosa que podría ser de las mejores de la isla si estuviera mejor conservada. 

Nosotros en esta ocasión no vimos ningún mono pero tened cuidado con vuestras pertenencias ya que cuando volvimos a la moto vimos huellas que indicaban que algún mono se había subido y había jugueteado con ella. 

3. Parque Nacional Mu Ko Lanta

El Parque Nacional de Ko Lanta se encuentra situado en el extremo sur de la isla y, aunque no es especialmente grande, es una de las zonas que nos habría gustado explorar mejor de tener más tiempo ya que está muy bien conservado. Ya antes de llegar conforme nos fuimos acercando con la moto vimos los primeros monos que caminaban tranquilamente por la carretera, ¡vaya sustos te pegan! 

La entrada al parque son 200 thb por persona y dentro los principales atractivos son los siguientes:

  • Faro situado en un pequeño monte con vistas al mar, a otro pequeño islote que hay delante y a la playa que os contamos a continuación. 
  • Laemtanod Beach. La única playa que hay dentro del parque está super bien cuidada y limpia. Nosotros no pudimos bañarnos ya que llegamos con el tiempo justo para dar una vuelta por todo el parque, pero tiene pinta de que se puede hacer un snorkel muy chulo cerca del peñón. 
  • Ruta por la selva. Esta ruta de aprox 2 km tiene una parte asfaltada y otra con camino natural. Se tarda aproximadamente 1h en recorrer y con suerte por el camino se pueden ver monos (o si no los ves los escuchas encima de ti en los árboles) y todo tipo de animales. Si no queréis hacer la ruta entera os aconsejamos que al menos os acerquéis al viewpoint que hay al final de la misma desde el que se tienen unas vistas espectaculares de la playa y el faro. 
  • Paseo por la parte de abajo de la selva que bordea un pequeño lago y atraviesa el parque desde la playa hasta la zona de aparcamiento. Es un paseo tranquilo de unos 15 minutos en el cual también se pueden ver toda clase de animales, como varanos o monos. 
  • También hay un pequeño restaurante y baños públicos gratuitos. 

4. Bakantiang Beach

Esta es una de las playas más grandes que vimos en Koh Lanta, con una bonita forma de media luna que recorre toda la bahía. En ella se encuentra el famoso tótem de Koh Lanta que os enseñamos en las fotos. 

Nosotros solo hicimos una breve parada aquí para verla y nos fuimos ya que no teníamos mucho tiempo y nos pareció que tenía menos encanto que las otras playas (quizá también porque la vimos con marea baja). Hay restaurantes y pequeñas tiendas a lo largo de la playa, aunque sigue siendo un sitio super tranquilo, para nada masificado. La mejor zona para ponerse en esta playa es la parte izquierda si miras hacia el mar, ya que la otra parte está más llena de barcos. 

5. Lanta Old Town

Este pequeño pueblo tiene el que antaño fue el principal puerto de Ko Lanta para el comercio y se encuentra en la costa este de la isla. Merece la pena hacer una parada en este sitio con encanto, lleno de bares, restaurantes y pequeñas tiendas locales de recuerdos. Principalmente todo se encuentra en la misma calle, con lo que no se tarda mucho en recorrerla.

Otro punto de interés que no os podéis perder es el puerto ya que las vistas son impresionantes, se ven en el horizonte varias islas que hay en frente.  Además, también se ve desde allí un barco naufragado que no se sabe muy bien de donde ha salido ya que parece bastante reciente. Justo al lado del puerto hay un pequeño templo chino que levantaron los colonos allí, bastante curioso.  

6. Klong Chak Waterfall

Si pasáis varios días en Koh Lanta, otro de los sitios recomendables para ver es la cascada Klong Chak. Se llega a ella haciendo una pequeña ruta de unos 30 minutos que discurre a lo largo del río, inmersa en la naturaleza. En la entrada hay un parking que cuesta 40 THB para las motos y 60 THB para los coches. Además, hay que pagar 200 bats por la entrada al Parque Nacional, que es el mismo que se encuentra al sur de la isla y que podréis visitar con la misma entrada. 

Para llegar, una vez dejas el parking solo hay que seguir el cartel que indica la dirección a la cascada y una vez llegas al embalse el camino sigue hacia la derecha al lado del río, ¡incluso hay que meterse en el río en algunos tramos! Os lo recomendamos si os gusta un poco la aventura, siempre con calzado adecuado y por supuesto bañador. De camino a la cascada pasaréis cerca de una pequeña cueva. 

7. Khao Mai Kaew Cave

Para los más aventureros os recomendamos la visita a esta red de cámaras formada por la lluvia de los monzones que conforman la cueva de Khao Mai Kaew. El precio de la entrada son 300 THB con guía incluido, el cual resulta imprescindible para moverse por la red de cuevas sin perderse, ya que ellos se la conocen al dedillo. 

La duración de la visita es en torno a 2h ya que primero hay que hacer una pequeña caminata de media hora hasta llegar a la entrada de la cueva. Al llegar, el guía os proporcionará unos frontales ya que el interior está totalmente oscuro. Una vez dentro os sorprenderá la magnitud del sitio, con algunas cuevas super grandes pero conectadas por estrechos pasillos o escaleras que hay que bajar y subir, ¡no apto para claustrofóbicos! Importante llevar calzado adecuado y ropa que no nos importe manchar. 

8. Klong Khong Beach

Esta playa no es una de las más bonitas de la isla pero es donde se encuentran la mayoría de los hoteles. Está llena de restaurantes y hoteles a pie de playa donde se pueden ver unos atardeceres espectaculares (como en toda la cosa oeste de Ko Lanta). Es la playa perfecta para dar un paseo antes de cenar y contemplar el paisaje, muy tranquila. También se puede nadar en ella aunque hay que tener cuidado ya que hay bastantes rocas a la entrada. 

9. Tour de las 4 islas

Una de las excursiones más famosas que hay desde Koh Lanta es la visita a estas 4 islas del Mar de Andamán que se encuentran cerca: Ko Ngai, Ko Kradan, Ko Cheuck, y Ko Muk donde se encuentra la famosa Cueva Esmeralda. El recorrido puede variar un poco dependiendo de con quien lo contratéis, ya que hemos visto excursiones que cambian la isla de Ko Kradan por Ko Ma, pero creemos que realmente no importa ya que todas las islas de esta zona de Tailandia son impresionantes. 

El recorrido incluye varias paradas para hacer snorkel donde os quedaréis impresionados por la variedad de fauna marina Tailandesa: increíbles peces loro azules, peces mariposa, multitud de peces sargento y muchos otros pececillos que descubriréis mirando con atención. Después de las paradas para bucear nos dirigimos directamente a Ko Muk, la isla que esconde una playa interior a la que se entra nadando a través de una cueva. Hay que ponerse un chaleco y entrar en fila india para no perderse, ya que hay zonas del interior que están totalmente a oscuras. No sabíamos si hacer esta excursión porque habíamos leído que ha perdido un poco el encanto con tanta gente, y tiene un poco de razón, pero no quita que el escenario y la sensación siga siendo impresionante. 

Para finalizar, nos dirigimos a la última isla donde tomamos un almuerzo incluido en el tour y aprovechamos para descansar un poco en la playa antes de volver a Ko Lanta. Importante a tener en cuenta, estas islas forman parte del Parque Nacional Marino de Ko Lanta, que se encuentra cerrado normalmente en temporada de monzones (de abril a octubre).

  • Precio: 61,2€/persona con comida incluida y material de snorkel si no tenéis. 
  • Duración: 8h aproximadamente, os recogen y os dejan en el hotel. 
  • Imprescindible: gafas para hacer snorkel y muchas ganas de disfrutar!

Si sois más aventureros y queréis ahorraros algo de dinero os recomendamos reservar la excursión una vez lleguéis a Ko Lanta ya que será más barato. 

10. Excursión a las islas Phi Phi

La excursión a las islas Phi Phi es, desde nuestro punto de vista, una de las cosas imprescindibles que hacer en Koh Lanta si no queréis alojaros luego en las propias Phi Phi (aunque nosotros os lo recomendamos 100%). Esta puede ser una opción más económica ya que el alojamiento en las Phi Phi es bastante más caro que en Koh Lanta, lo único es que os recomendamos madrugar bastante ya que tardaréis más en llegar que la gente que se aloja allí y corréis el riesgo de encontraros con el resto de excursiones procedentes de Phuket y el resto de islas. 

Hay distintas opciones para hacer esta excursión, si queréis ir más tranquilos y llevarlo todo reservado antes del viaje os recomendamos esta actividad donde os recogen y os dejan a la vuelta directamente en vuestro hotel. La primera parada es en Phi Phi Leh, una de las islas más espectaculares que hemos visto en nuestra vida. En ella podréis disfrutar de la famosa Maya Beach o Pi Leh Lagoon. Después os dirigiréis hasta Phi Phi Don, la única isla habitada del archipiélago. Allí disfrutaréis de sus playas y tomaréis el almuerzo incluido. 

  • Precio: 39,1€/persona. Incluyendo transporte desde/hasta hotel, comida y equipo de snorkel. 
  • Duración: 8 horas

La otra opción, si además os gusta en regatear, es contratar la excursión una vez os encontréis en Ko Lanta. Allí podréis preguntar en el hotel en el que os alojéis o intentar negociar directamente con alguien en el puerto. El precio suele ser más económico pero tendréis algo más de trabajo negociando e indicando en concreto qué islas y zonas queréis visitar. 

Consejos sobre Koh Lanta

Os dejamos por aquí algunos datos prácticos o consejos a tener en cuenta en vuestra visita por Koh Lanta:

  • Las carreteras no son las mejores que hemos visto en Tailandia y hay zonas con bastantes baches. También hay cuestas pronunciadas por lo que, si vais en moto, es imprescindible alquilar una con potencia suficiente. 
  • Las gasolineras en esta isla parecen de los años 50 y, sobre todo al sur de la isla cerca del Parque Nacional, escasean. Cuidado con ir con la gasolina justa, aunque una cosa que también nos sorprendió muchísimo es que en muchas tiendas venden botellas con gasolina para self-service.  
  • En la isla hay varios 7-Eleven cerca de la zona de los hoteles y también hay cajeros automáticos.
  • Las puestas de sol son impresionantes en la costa oeste, ¡no os las podéis perder!
Gasolinera en Ko lanta
Gasolinera en Ko lanta

📍 Mapa de qué ver en Koh Lanta

En el mapa a continuación os dejamos marcados todos los sitios mencionados en la lista como imprescindibles que ver en Koh Lanta. 

Scroll al inicio