Oporto en 3 días

Qué ver en Oporto en 3 días + Guimaraes

Esta guía os servirá tanto si vais a visitar la ciudad un sólo día como si pasáis dos, tres o 4 días por la zona. Como podréis ver hemos ordenado Oporto y sus alrededores en función de su cercanía al centro por lo que es muy fácil decidir que lugares os merece la pena visitar y cuáles será mejor que dejéis para otra vez.

Cualquier época del año es muy buena para visitar Oporto, nosotros aprovechamos un puente de Otoño para acercarnos a Portugal y poder disfrutar del buen tiempo en esta acogedora ciudad. Si queréis más contenido tenéis que seguirnos en nuestro Instagram para ver tanto las publicaciones como las historias destacadas en las que os dejamos todos los trucos para aprovechar vuestra visita al máximo.

Día 1: Qué ver en el centro histórico de Oporto

Para llegar hasta Oporto decidimos acercarnos con nuestro propio coche y reservar un parking céntrico por una app que tiene bastantes buenos precios. Es bastante recomendable ya que aparcar por el centro en misión imposible. Una vez allí nos alojamos en un apartamento en Rua Da Sabandeira, zona muy céntrica, perfecta para desplazarse a cualquier sitio a pie.

Este apartamento nos encantó, tienen varios dentro del mismo edificio. El que nosotros alquilamos no era muy grande pero estaba muy bien equipado, decorado con muy buen gusto y con una ubicación perfecta. Además fue súper económico. ¡Echadle un vistazo aquíEn Oporto, muchos de los edificios son antiguos y tienen suelos de madera que hacen mucho ruido pero en este caso el edificio estaba totalmente reformado.

Estación de Sao Bento

Empezamos nuestro recorrido por Oporto con esta estación de tren en el centro de la ciudad que tiene una preciosa decoración hecha con azulejos. Situada en la Plaza de Almeida Garret, las paredes del vestíbulo están repletas de paneles de estos azulejos azules (más de 20.000 azulejos!) con representaciones históricas del país: épicas batallas y coronaciones, escenas de la vida cotidiana y elementos geográficos. Es considerada una de las estaciones de tren más bonitas de Europa.

La entrada es gratuita y cuando fuimos nosotros había puestos de castañas e higos asados tanto en la puerta como dentro. Además, hay baños públicos cuya entrada vale 50cent.

Antigua estacion de trenes de San Bento
Estación de Sao Bento

Iglesia del Carmen e Iglesia de los Carmelitas Descalzos

Conocidas como las iglesias gemelas, son dos de las iglesias más famosas de Oporto debido a la decoración de sus fachadas con los típicos azulejos de tonos azulados. Mucha gente piensa que es un solo edificio pero ¡en realidad son tres! Como no estaba permitido construir dos iglesias pared con pared construyeron en medio la Casa Escondida, la casa más estrecha de Oporto.  

Si observáis las fachadas con atención se pueden observar los distintos estilos de construcción que hay entre ambas iglesias: la Iglesia del Carmen es de principios del siglo XVII, y una muy buena representación del arte barroco, mientras que la Iglesia de los Carmelitas es de finales del siglo XVIII. Ambas se pueden visitar de lunes a sábado de forma gratuita. 

Catedral de la Sé

La Catedral de Oporto, o la Sé de Oporto, es una de las principales atracciones turísticas de la ciudad y uno de los monumentos más destacados de Portugal ya que está declarada monumento nacional. La catedral está situada en la Plaza de la Sé, en el barrio de Batalha, en una de las zonas más altas de la ciudad. Como curiosidad, en el centro de la plaza se encuentra una columna que era utilizada para colgar a los delincuentes. 

Construida entre los siglos XII y XIII, destaca por su impresionante fachada, sus grandes dimensiones y los diferentes estilos que la componen: principalmente barroca, aunque también tiene partes románicas y góticas. La Sé de Oporto tiene tres naves, una gran cúpula central y una impresionante torre de 56 metros de altura. Está construida en piedra arenisca y tiene una superficie de 5.000 metros cuadrados. 

Para nosotros es una visita obligada para todos aquellos que visitan Oporto, no solo por su belleza arquitectónica sino por sus maravillosas vistas a la ciudad y al río. 

Iglesia y Torre de los clérigos

Seguimos nuestra ruta por el casco de antiguo de Oporto con esta icónica torre barroca que tiene unas maravillosas vistas panorámicas de la ciudad. Es la torre más alta de Portugal con sus 76 metros de altura. Por eso si queréis visitarla hay que prepararse para subir sus ¡más de 200 escalones! La iglesia de los clérigos se construyó en uno de los puntos más altos de Oporto, antiguamente conocido como «Cerro de los Ahorcados», ya que era el lugar donde ejecutaban a los condenados a muerte. Además debido a su altura, la torre sirvió durante muchos años de referencia a los barcos que surcaban el río Duero. 

La entrada a la iglesia es gratuita y para subir a la torre hay que pagar 6€. El horario es de 9h-19h y también hay visitas nocturnas que tienen que ser espectaculares.

Justo al lado de la torre se encuentran la Praça de Lisboa y el Jardín de João Chagas o da Cordoaria, una pequeña plaza y unos jardines que son lugares perfectos para descansar al bajar de la torre. 

Palacio de la bolsa

El palacio de la bolsa es una espectacular construcción histórica situada justo al lado de la plaza del infante Don Enrique. Este edificio fue construido sobre las ruinas de un convento franciscano que fue destruido en un incendio. Su construcción comenzó en 1842 y tardó casi medio siglo hasta su inauguración en 1891.

En el interior de este edificio neoclásico, clasificado como Monumento Nacional, se encuentra el gran patio central, o Patio de las Naciones, cubierto por una estructura de cristal que deja entrar mucha luz al palacio.

Subiendo por una hermosa escalera de granito y mármol, en la segunda planta encontramos las siguientes estancia:

  • El Salón Dorado, cubierto de pan de oro
  • El Salón de las Asambleas Generales, que está revestido completamente de madera al igual que otras salas similares.
  • Hasta llegar a la más importante; el Salón Árabe. En los más de 300 metros cuadrados de esta sala de estilo morisco, inspirada en la Alhambra, se celebran las recepciones oficiales de la ciudad de Oporto.

El precio de la visita es de 10€ aunque los menores de 12 años tienen la entrada gratuita.

Booking.com

Universidad de Oporto

Visita obligada al recorrer la ciudad es pasar por la plaza de la fuente de los leones, disfrutar de alguno de los artistas callejeros que seguro os encontraréis por la zona y contemplar el edificio de la universidad de Oporto. Una de las más antiguas del mundo. 

Acercarse no es solo curioso por lo que ya os hemos comentado, si no porque si vais en horario lectivo, veréis a los estudiantes de Oporto con sus tradicionales capas negras que recuerdan a los alumnos de Howgarts, en las películas de Harry Potter.

Si os adentráis en el barrio de enfrente de la universidad, dejando la iglesia do Carmo a la izquierda, os encontraréis muchas tascas típicas portuguesas con precios que parecen de otra época, ¡súper baratos!. Os recomendamos recorrer estas calles y disfrutar del ambiente.

Vistas de Oporto desde el Puente Don Luis I
Vistas de Oporto desde el Puente Don Luis I

Los mejores sitios para comer en Oporto

Un imprescindible para nosotros es probar la gastronomía típica de cada lugar que visitamos. En este caso fuimos buscando restaurantes donde probar comida típica portuguesa y encontramos muchos con bastante buena relación calidad-precio. Os los dejamos los platos típicos que no os podéis perder:

  • Francesinha: Sandwich con huevo relleno de embutidos y queso, bañado en una salsa riquísima.
  • Alheira: Embutido típico de Oporto parecido a una mezcla de chorizo y sobrasada.
  • Bacalao a Brás: Equivalente al típico bacalao a la dorada.
  • Bolinhas de distintos sabores: Parecidas a las típicas croquetas.
  • Pasteles de nata (o de Belem): Unos de los pasteles portugueses más famosos rellenos de crema.

Os dejamos algunos de los sitios que más nos gustaron en el mapa resumen al final de la página y si queréis ver los precios, fotos de la comida y descripción detallada podéis encontrarlos en nuestro artículo de dónde comer en Oporto

Para tomar algo, en el free tour nos recomendaron la Rua da Galería de París, justo al lado de la librería Lello. Esta es la típica zona por donde los portugueses suelen salir de fiesta y es una calle con bastante ambiente nocturno. Si os apetece más visitar una típica tasca portuguesa donde poder tomar una Sagres, una Super Bock y picar algo, tenéis que ir a la Rua dos mercadores y hacer una visita a la Tasquiña da Paula.

Día 2: Mejores miradores de Oporto, Puente de Don Luis I y librería Lello

Oporto es una ciudad con bastantes zonas verdes y miradores desde los que contemplar los famosos tejados rojos de Oporto, la ribera del Duero, la zona de Gaia y el famoso Puente de Don Luis. Visitamos también una de las librerías más famosas de Europa que sirvió de inspiración para el universo Harry Potter, la librería Lello. Al final de la página tenéis un mapa resumen con todos los puntos que os vamos comentando y a nuestro parecer imprescindibles en cualquier visita a Oporto. 

Mirador de la Victoria

El Mirador de la Victoria está situado justo al lado de la iglesia que le da nombre, fue uno de nuestros favoritos de la ciudad de Oporto así que lo consideramos una visita imprescindible. Tiene impresionantes vistas a la Catedral de la Sé, al Puente de Don Luis I sobre el río Duero y a toda la zona de las bodegas de Gaia. 

El lugar es muy fácil de encontrar ya que está señalizado pero hay que recorrer calles estrechas y prepararse para subir unos cuantos de escalones pero ¡la subida merece totalmente la pena! Está abierto todos los días y es gratuito.

Mirador Iglesia San Lorenzo dos Grilos

Uno de los miradores más famosos de la ciudad se encuentra en la torre de la Iglesia de San LorenzoEsta joya oculta se encuentra en el casco antiguo y ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad. Sorprenden las vistas panorámicas de las casas de tejados rojos de Oporto, el río Duero y el puente de Don Luis I. Es el lugar perfecto para hacer fotos y empaparse del ambiente de la ciudad paseando por las calles que bajan del mirador hasta el río. 

Si encontráis la iglesia cerrada o no queréis subir, justo al lado de la iglesia las vistas son muy parecidas y además en la foto aparece la torre de la Iglesia de San Lorenzo, lo que la hace muy curiosa. 

Puente Don Luis I

Icónico puente de Oporto cuyo arco de hierro es uno de los símbolos por excelencia de la ciudad, inaugurado en el siglo XIX. El puente de Don Luis I cruza el río Duero comunicando Oporto con Vila Nova de Gaia, donde encontramos las famosas bodegas. El puente tiene una parte superior por la que circula un tranvía y una parte inferior por la que circulan los coches, pudiendo los peatones circular también por ambos niveles en unos carriles habilitados. Una de las mejores cosas que hacer en Oporto es pasear por encima de dicho puente, contemplando las maravillosas vistas que ofrece este «mirador» tanto de Oporto como de Gaia. Si no queréis andar, también podéis coger el tranvía para dar una vuelta. 

Como curiosidad, mucha gente piensa que el puente fue diseñado por Gustave Eiffel, pero en realidad la obra es del ingeniero alemán Théophile Seyrig (antiguo socio de Eiffel), que ganó el concurso para la construcción del puente tras el rechazo por parte del gobierno de la propuesta de Eiffel.

Crucero de los 6 puentes

Si hay una actividad típica en Oporto a parte de visitar las bodegas de Gaia es hacer el crucero de los 6 puentes que te lleva a lo largo del río Duero pasando por debajo de los 6 puentes que lo cruzan. No es una actividad espectacular pero si hace buen día y nunca la habéis hecho es recomendable. Además pasaréis por debajo del Puente de Don Luis I, el más famoso de la ciudad.

La mayoría de los cruceros tienen una duración aproximada de 50 minutos y se suelen hacer en los típicos barcos rabelo, los barcos que se utilizaban tradicionalmente para transportar cubas desde los viñedos del valle del Duero hasta las bodegas de Vila Nova de Gaia. 

Librería Lello sin colas

Conocida como una de las librerías más bonitas del mundo, se piensa que sirvió de inspiración a J.K. Rowling durante el tiempo que vivió en Oporto para recrear algunos de los escenarios de la saga de Harry Potter. Toda decorada en madera con una inmensa cristalera de colores en el techo y sus famosas escaleras rojas no hacen sino recordar a Hogwarts aunque la escritora se empeñe en negarlo. Después de ver las famosas togas de la universidad de Oporto (clavaditas a las de Hogwarts), la verdad es que nos cuesta creer su negativa. Los libros que hay dentro también tienen unas cubiertas preciosas.

La entrada a la librería vale 5€, que te descuentan después en caso de querer comprar algún libro. Las colas para entrar suelen ser interminables (¡horas de cola!), y la mayoría de blogs te recomiendan que madrugues para ir a verla. Nosotros tenemos una idea mejor, os recomendamos ir a última hora de la tarde (aprox 1h antes del cierre). La cola es infinitamente menor que por la mañana (nos pasamos varias veces para comprobarla) y solo acabamos esperando unos 15 minutos. Como la librería no es muy grande en 1h hay tiempo de sobra para verla incluso entreteniéndose en hacer fotos y observar los libros.

Día 3: Qué ver en Gaia

Vila Nova de Gaia o Gaia, es una ciudad del distrito de Oporto situada en la zona que se encuentra cruzando el Puente de Don Luis, en el margen izquierdo del río Duero. Esta zona acoge las famosas bodegas en las que se puede degustar el vino con denominación de origen de Oporto. Aunque la mayor parte del vino ya no se fabrica aquí, no os podéis ir de Oporto sin hacer una cata de sus típicos vinos: ruby, tawny o blanco. 

Mirador de la sierra del Pilar

Uno de los mejores miradores de Oporto se encuentra situado en una zona conocida como los Jardines del moro, justo al lado del monasterio de la sierra del Pilar. Está ubicado al otro lado del río, en la zona de Gaia. Nosotros llegamos a cruzando el puente de Don Luis I por donde pasa el tranvía de la ciudad. (¡La foto de la portada está hecha desde aquí!)

Tiene unas vistas impresionantes del puente de acero con la ciudad y el río Duero de fondo. Si tienes la opción te recomendamos visitarlo al atardecer ya que os llevaréis una imagen inolvidable.

Este mirador en concreto está declarado Patrimonio Mundial de la Unesco y fue nuestro favorito de Oporto. Por la ciudad os encontraréis un montón de lugares con encanto y vistas bonitas pero si no tenéis mucho tiempo ¡id a ver este! Hay unas panorámicas increíbles.

Cata de vino en las bodegas de Gaia

Otro plan que no puede faltar en vuestra visita a la Venecia portuguesa es realizar alguna de las catas de vinos que se ofrecen en las bodegas de Gaia. ¡Imprescindible! Hay muchísimas bodegas entre las cuales elegir, las más famosas son Sandeman, Ferreira, Cálem y Graham’s Port. 

Nosotros hicimos la cata clásica en la bodega Graham’s Port (18€/pp) que incluye 3 tipos de vinos: Graham’s Six Grapes, un Graham’s LBV y un Tawny de 10 años. Os aconsejamos reservar con antelación ya que cuando fuimos a reservar solo quedaban tickets en Español para el día que queríamos en esta bodega, que a pesar de estar muy bien, es una de las más alejadas del centro de Oporto. Lo bueno de estar alejada y subida en una colina es que tiene unas vistas muy chulas de Oporto desde su terraza, el punto final de la cata de vinos.

Según estuvimos investigando cuando fuimos a reservar, las mejores opciones son las bodegas de Ferreria, Sandeman o Graham’s, ya que son de las pocas que siguen funcionando como bodegas de verdad y no solo como decorados en los que los turistas hacen catas de vinos.

Teleférico de Gaia

Como veréis cuando estéis cruzando de la ciudad de Oporto a Gaia, existe un gran desnivel que va aumentando conforme las casas se alejan de la orilla del río Duero. Es por esto que para adentrarte en Gaia y conocer los jardines del moro o el mirador de la sierra del pilar tendréis que cubrir bastante desnivel ya sea por escaleras o por cuestas, unos 15 minutos andando tranquilamente. Si estáis algo cansados del día de turismo u os apetece seguir disfrutando de las vistas de la ciudad, podéis optar por comprar una entrada para el teleférico de Gaia, que os llevará desde la orilla del río hasta la parte alta de Gaia en la parada del Jardín del Moro. El recorrido son aproximadamente 600 metros y viajareis a una altura de ¡67 metros!

El precio del teleférico es de 6€ un solo trayecto y 9€ ida y vuelta. Nosotros esta vez no lo cogimos porque fuimos callejeando pero lo tenemos apuntadísimo para la próxima visita. 

Día extra: Qué ver en Guimaraes

Si vais a estar días suficientes en la zona de Oporto es muy recomendable hacer una escapada de un día a la ciudad medieval de Guimares. Su centro está declarado Patrimonio de la Humanidad y a nosotros nos pareció que tiene un encanto especial. Se puede llegar desde Oporto tanto en tren, desde la Estación de Sao Bento, como en autobús, que es una opción más rápida. 

Os dejamos en el mapa de abajo la ruta que seguimos para hacer la visita de la zona, nuestros imprescindibles son:

  • Plaza de Santiago. Típica plaza del pueblo con bares para tomar algo.
  • Iglesia Románica de Oliveira. Antigua iglesia ubicada justo al lado del Padrão do Salado.
  • Padrão do Salado. Templete gótico formado por cuatro arcos y una cruz al que se llega desde la plaza de Santiago por la famosa Largo da Oliveira.
  • Iglesia de Nuestra señora de la consolación. Iglesia barroca situada en una plaza con unos jardines espectaculares.
  • Castillo de Guimarães. Del siglo XI, posee siete torres a las que se puede acceder con la entrada al recinto.
  • Iglesia de San Miguel del Castillo. Pequeña situada entre el castillo de Guimarães y el palacio de los duques.
  • Palacio de los duques de Braganza. Construido en el siglo XV por el primer duque de Braganza, se pueden visitar tanto los patios como el interior de la construcción.
La mayoría de los sitios que os hemos mencionado son de acceso gratuito excepto los tres últimos. Para acceder a estos podéis comprar una entrada combinada que vale 6€ y que se adquiere en el propio Palacio de los duques de Braganza (también se pueden comprar las entradas para cada sitio por separado). Es bastante económica y te permite acceder a toda la zona histórica. Se ve bastante rápido, unas 2 horas en hacer la visita completa.

Dónde aparcar en Guimaraes

Cuando lleguéis al casco antiguo de la ciudad veréis que parece como un pueblo a parte y que no es nada fácil aparcar dentro y menos aún cerca del centro histórico. Lo mejor es dejar el coche en un amplio parking de tierra que os dejamos marcado en el mapa. Está camino del castillo así que cae perfecto para hacer la visita turística y si después dais un pequeño paseo llegaréis al centro a pie, contemplando de paso el casco antiguo del lugar.

El mejor sitio para comer en Guimaraes

Después de hacer la visita a los monumentos históricos seguramente tengas ganas de probar algo de la gastronomía del lugar. Si os apetece tomar algo después de comer, podéis acercaros a la plaza de Santiago. En nuestros artículo de donde comer en Oporto os damos más detalles sobre los mejores bares para comer en Guimarães o tomar un porto tonic.

Artículos que podrían interesarte