Ibiza en 7 días

Día 1: San Antonio y mercadillo de las Dalias

Como ya sabréis si nos seguís en Instagram nosotros nos decidimos por la opción de desplazarnos en ferry hasta Ibiza y allí alojarnos en San Antonio ya que es una de las zonas de la isla donde los alojamientos tienen mejor relación calidad precio. Después de mucho mirar nos decantamos por el Hotel Osiris y fue todo un acierto, disfrutamos mucho de los desayunos, las vistas de la playa de San Antonio y nunca tuvimos problemas para aparcar cerca así que repetiríamos sin dudarlo.

San Antonio

El día de nuestra llegada lo dedicamos a descansar del viaje en ferry y a conocer el entorno del lugar en el que nos alojábamos. La playa de San Antonio es de la más básicas de la isla, tiene aguas claras pero poca arena y el atractivo principal de la zona son los locales de cócteles y discotecas guiris. Aún así, desde nuestro punto de vista tiene una de las puestas de sol más bonitas y menos masificadas de toda la isla.

 

Booking.com

Para el resto de días es muy recomendable disponer de un vehículo, ya que aunque algunas calas están conectadas mediante transporte público, para conocer las playas más salvajes de Ibiza vais a necesitar alquilar un coche. Desde nuestro punto de vista es algo imprescindible para aprovechar al máximo vuestra estancia en la isla y que podáis exprimir esta guía.

Mercadillo Hippie de las Dalias

Algo que no puedes dejar de visitar en Ibiza son los mercadillos Hippies. Es un concepto similar al que habitualmente conocemos como mercadillo pero está impregnado de la cultura y personalidad de los habitantes de la isla. En estos mercadillos podrás encontrar decoración y ropa artesanal exclusiva así que te recomendamos que si ves algo que te gusta te lo lleves porque seguramente no lo vuelvas a encontrar en otro lugar de Ibiza.

Además de los puestos de artículos también hay puestos de comida donde poder descansar de la visita mientras te tomas un cóctel, una cerveza o una jarra de sangría. También se celebran eventos con música y DJs en directo por lo que es una muy buena opción si estas buscando ambiente de día.

Eso si, ni siquiera en verano están abiertos todos los días así que antes de ir te recomendamos que revises los horarios:

  • Hippy Market: Si buscas ambiente te recomiendo visitarlo los sábados de 10 a 20h.
  • Night Market: Si por el contrario te apetece probar la versión más tranquila del mercadillo puedes ir Domingos, Lunes o Martes de 19 a 00h.

Día 2: Dalt VIla y Playa d'en bossa

Dalt Vila e Ibiza

El segundo día que estuvimos en la isla salió algo nublado así que aprovechamos para ir a la zona de Dalt Vila en la capital de la isla. Esto es una muy buena idea si no quieres asarte de calor visitando el centro histórico de la ciudad en pleno día. Además así reservamos los días con más sol para ver las calas más bonitas y azules de la isla.

Si no tienes ningún día nubladillo durante tu viaje te recomiendo que visites Dalt Vila al atardecer y de paso cenes en alguno de los muchos restaurantes que hay en los alrededores (aunque más adelante te dejamos algunas recomendaciones).

Para llegar al lugar, debes saber que está  prohibida la entrada a vehículos de motor, por eso lo más recomendable es tratar de dejar el coche en los alrededores por la Avingunda de Santa Eulalia Des Riu o la Av. de Bartomeu de Roselló. Si no tienes suerte con el aparcamiento seguramente te toque tirar de parking.

Una vez aparcados podéis entrar por la Ptge. de Simó Pouet y hacer una ruta circular. Nosotros aprovechamos para hacer un free tour que os dejamos más abajo por si os interesa. Las cosas más interesantes que vimos en este emblemático lugar:

  • Baluarte de Santa Lucía con vistas panorámicas de Ibiza y su puerto.
  • Mirador de la muralla  de Dalt Vila con vistas al casco histórico desde abajo.
  • Mirador del mar.
  • Túnel subterráneo de acceso a la catedral. Se encuentra justo  en la muralla enfrente de la puerta del ayuntamiento.
  • Miradores baluartes. A lo largo del paseo exterior de la muralla hay varios baluartes en los que pega bastante el viento pero que tienen unas vistas espectaculares del mar.
  • Calle de las flores. Se trata de una calle peatonal donde hay varias casas que están cubiertas completamente por bugambillas. Es una de las fotos típicas de los paseos por Dalt Vila. Además en esta calle hay una casa en la que varios artistas y personajes reconocidos han dejado un recuerdo plasmando sus manos sobre cemento. Hay una plaza conmemorativa junto a la silueta de las manos de cada uno.

 

Si durante el paseo os apetece tomar algo os recomendamos hacerlo en S’Escalinata. Se trata de un bar con terraza en pleno centro de Dalt Vila bastante instagrameable. Para comer o cenar os recomendamos probar suerte en el Bar San Juan (cierran los Domingos ¡OJO!), uno de los pocos locales que sigue manteniendo precios del lugar y una calidad de comida inmejorable. Eso si, tenéis que ir pronto o no pillaréis ni un sitio.
Si os habéis quedado sin asiento y os apetece comer o cenar en una terraza, el paseo de Vara de Rey es una buena opción con un montón de restaurantes de distintos tipos de cocina y precios.

Playa d'en Bossa y beach clubs

Después de comer por Dalt Vila nuestro día se despejó bastante y aprovechamos para visitar una de las playas con más ambiente de Ibiza. No deberíais tener problema para aparcar porque hay bastante sitio en la propia Ctra. de Platja d’en Bossa. En esta zona es donde están algunos de los beach clubs y discotecas más famosas de la isla. Seguramente habrás oído hablar de Ushuaia o el Hard Rock Hotel que, como su nombre indica, son hoteles a pie de playa que tienen una enorme discoteca abierta al público en la zona de la piscina.

Aquí, dependiendo de tu presupuesto puedes aprovechar para tomar algo en alguno de los beach clubs que hay en la playa como:

  • The Beach By Ushuaia
  • Nassau
  • Beachouse
  • Tanit

Ninguno es barato, os lo adelantamos. Eso si, si estás dispuesto a pagar el precio puedes disfrutar de una cama en la playa con bebida fría y atención personalizada. Si os apetece pasaros por alguno la mayoría de ellos tienen página web y aceptan reservas online.

Por lo demás Playa d’en Bossa es un lugar de arena blanca y agua clara como la mayoría de las playas de Ibiza pero bastante más grande que el resto con mucho espacio en la arena para acoger a multitud de gente. Hay bastantes vendedores ambulantes y tanto los socorristas como los lugareños te suelen prevenir de que vigiles tus pertenencias. Esta muy cerca del aeropuerto por lo que no es difícil ver pasar tanto aviones comerciales como jets privados que se acercan a pasar unos días al paraíso.

Ushuaia Beach Hotel parte trasera
Playa dem bossa y beach clubs

Día 3: Cala Salada, Saladeta y mirador

Cala Salada y Saladeta

En el tercer día de nuestro viaje salió un sol espectacular así que decidimos visitar una de las playas mejor valoradas de Ibiza, Cala Saladeta. Para visitar cualquiera de estas dos calas es muy recomendable madrugar ya que parking de cala Salada es el único acceso y tiene pocas plazas por lo que se llena enseguida. Si vais en moto podéis llegar hasta el final de la carretera que da a cala Salada pero aun así tampoco tarda demasiado en llenarse. Deberíais intentar llegar entre las 10 y las 10:30h de la mañana.

Además, por culpa del coronavirus, a veces restringen el acceso motorizado a Cala Saladeta para evitar la masificación y promover que la gente se acerque en autobús a la playa. Así que si no queréis arriesgaros intentad llegar antes de las 10h cuando aún no haya agentes regulando el tráfico.

Para acceder a cala Saladeta deberéis seguir el paseo de madera que da acceso a Cala Salada y tomar un sendero entre piedras que aparece a la derecha al terminarse la plataforma. Así tras un paseo de menos de 10 minutos llegareis a cala Saladeta, por el camino, si la playa está aun medio vacía hay unas vistas muy chulas del agua.

Una vez instalados, veréis que durante el día la playa se llena de los típicos vendedores que pasan a ofrecerte mojitos, cervezas, refrescos o incluso algunos bocadillos o empanadas.

Cuevas de ses Fontanelles

Si sois fans del turismo activo y os apetece hacer una pequeña ruta, hay un camino de tierra (Camí Cala Salada) que sale de la playa por unas escaleras y lleva a las Covas Des Vi. Las cuevas en sí tampoco tienen nada de especial pero desde allí se tienen unas vistas espectaculares de la zona y es un sitio ideal para ver el atardecer rodeado de naturaleza.

Mirador de las puertas del cielo

Si preferís moveros un poquito nosotros nos acercamos al mirador del restaurante las Puertas del Cielo. Aquí podrás aparcar el coche a un lado del camino, cerca del restaurante y aprovechar para ver una panorámica del lado noroeste de la isla. Cuando nosotros fuimos el restaurante estaba cerrado así que no pudimos probarlo pero es cierto que cenar en ese paraje debe ser una muy buena experiencia.

Como si seguís esta guía no vais a parar de moveros por toda la isla, os recomendamos que contratéis un seguro de viaje. Con más razón aun si estáis pensando en alquilar una moto. No debería haber ningún problema pero merece la pena cubrirse las espaldas por unos euros, ya sabéis que de vacaciones más que nunca ¡el tiempo es oro!

Nosotros solemos contratarlo a través de IATI Seguros y ahora nos dan un 5% de descuento en todos los seguros así que os dejamos un enlace en la imagen para que podáis contratarlo al precio más bajo.

Día 4: Formentera

El cuarto día de viaje teníamos planificada nuestra visita a Formentera, nosotros contratamos el ferry hasta la isla en el enlace que os dejamos más abajo. Los barcos salen desde la capital eso sí. También alquilamos con antelación una moto para movernos por la isla, la mayoría de las compañías están en el mismo puerto de Formentera pero si haces el check-in online previo te ahorras alguna que otra cola al llegar.

Nosotros aprovechamos para alquilar la moto con ecooltra ya que era de las compañías que tenían mejores valoraciones y además permitían alquilar la moto con transportín y candado. Algo bastante útil para no tener que andar cargando con el casco que no cabe debajo del asiento por toda la isla.

Una de las mejores recomendaciones que os podemos dar para el día que visitéis Formentera es que madruguéis todo lo que podáis para poder disfrutar de la isla al máximo.

Ses Illetes

Si llegáis prontito como os hemos dicho la primera parada obligada es el parque natural de Ses Illetes, pasando por la zona de salinas, antes de que se empiece a llenar de gente. Para entrar hay que pagar 3€/moto en efectivo en unas taquillas que hay en la carretera tipo peaje. Una vez dentro lo mejor es que intentéis aparcar en el último parking, el que está al lado del restaurante Es Ministre, sitio donde no os recomendamos comer ya que en esta zona es todo muy caro, hasta las botellas de agua, así que no os olvidéis de llevaros provisiones.

Una vez aparcados podréis acceder a la playa por alguna de las pasarelas de madera y disfrutar de las preciosas vistas de arena blanca y aguas azules. Incluso podéis caminar por la arena hacia la izquierda hasta llegar frente a una pequeña isla donde podréis cruzar a pie si la marea lo permite.

Casitas de pescadores en ses illetes formentera
Playa de ses illetes a primera hora de la mañana

Es Pujols

Bueno pues al final echamos la mañana en Ses Illetes y después fuimos a comer a Es Pujols. Aquí habíamos reservado en un sitio bastante típico en el que te sirven buena comida y bebida sin abusar de nuestro bolsillos. Si queréis ir sobre seguro os recomendamos comer una paella en Casa Carmen, por 40€ tienen un menú para dos que incluye paella y un litro de sangría decente.

Después de comer dimos una vuelta por el paseo marítimo del pueblo y nos acercamos a playa Migjorn.

Playa Migjorn

Google Maps no deja muy claro donde está esta playa porque es mucho más larga de como aparece representada. Nosotros accedimos una zona menos masificada que nos recomendó una chica de allí por una de las calle sin salida próximas al Insotel Formentera Playa. De hecho por allí nos encontramos a algún que otro famoso del mundo del fútbol y algunos paparazzi.

Entrada a la playa de Migjorn en Formentera
Playa Migjorn entrada mejorada

Cala Saona

Después de la siesta decidimos acabar el día en Cala Saona. Este lugar es famoso por tener una de las puestas de sol más chulas de Formentera. Si vas sobre esa hora verás que se llena de barcos que aparcan para ver la puesta de sol desde allí.

Por lo demás es una cala planita con bastante encanto por las antiguas casa de pescadores que la rodean. Si quieres tomar algo tienes un par de chiringuitos allí mismo.

Día 5: Cala Bassa, Santa Eulalia y mercadillo hippie

Cala Bassa

El quinto día decidimos visitar cala Bassa. Esta vez tuvimos un poco de mala suerte porque el día estaba algo nublado y el agua no se veía tan clara como de costumbre. Al llegar a la zona de la cala encuentras dos parkings, si vas en moto puedes aparcar gratis a mano izquierda, en cambio si vas en coche tendrás que pagar 5€ por dejar el coche todo el día. Lo bueno es que estos 5€ te incluyen una consumición en el Beach Club… algo es algo.

Es una playa muy bonita pero por ponerle alguna pega tiene un par de piedras en el medio que hace que el acceso al agua no sea tan cómodo como en otras calas.

Santa Eulalia

Santa Eulalia es un pueblo encantador y también una buena opción de alojamiento para parejas o familias. En nuestra visitar aprovechamos para dar un paseo por el centro, conocer el paseo marítimo, la Parroquia de Santa Eulalia en lo alto y uno de los lugares de moda en la isla el hotel W Ibiza donde se celebran eventos y fiestas de todo tipo, algunas incluso gratuitas.

Para aparcar en temporada alta es muy recomendable usar el parking marcado en naranja en el mapa o algunas de las calles dentro del recuadro anaranjado donde suele haber algo más de sitio. Las zonas para comer están marcadas en verde en el mapa, hay un montón de opciones disponibles para todos los gustos y bolsillos.

Mercadillo Hippie de Punta Arabí

También nos acercamos a ver el mercadillo hippy de Punta Arabí (abierto los miércoles de 10h a 19h) dentro del hotel AzuLine Club Cala Martina Ibiza. Desde luego no fue nuestro día de suerte porque estaba cerrado por el COVID y aun no había abierto. Imagino que a lo largo del verano irán recuperando la actividad.

Día 6: Cala Xarraca y cala San Vicente

El sexto día decidimos acercarnos a la zona norte de la isla, los lugares del norte son menos conocidos pero a la vez tienen más encanto porque encuentras un paisaje más salvaje, acantilados, carreteras con curvas y otro tipo de turismo. La próxima vez que vuelva a Ibiza desde luego dedicaré más tiempo a esta zona.

Cala Xarraca

Al llegar a esta cala nos decepcionamos un poco porque el mar estaba picado y había olas bastante fuertes que habían llevado demasiadas algas a la arena. Con el mar tranquilo debería ser una muy buena cala para bucear y hacer snorquel, hay un pequeño islote en medio que tiene un montón de plantas y especies marinas alrededor. Según nos han dicho es una gozada rodearlo buceando.

Además, si te apetece algo más de intimidad puedes caminar por la ladera del acantilado a la izquierda de la playa y pasar a una pequeña cala escondida de piedras donde no suele haber prácticamente nadie. Si quieres disfrutar de las vistas, a mano derecha hay un camino de piedra, que circula alrededor de un hotel de lujo, que te lleva a un pequeño mirador desde el que se contempla el golfo de Xarraca.

El aparcamiento es sencillo aunque como pasa en la mayoría de las calas de Ibiza se llena bastante pronto si no madrugas. También hay un restaurante en la misma playa por si te apetece comer allí.  

Cala San Vicente

A pesar de tener varios hoteles grandes cerca es una cala bastante desconocida para lo que ofrece. Fue una de mis calas favoritas de Ibiza, de arena blanca, aguas muy transparentes y con la mayor cantidad de peces y fauna marina que vi por la isla.

Si te gusta hacer snorquel te recomiendo nadar hacia dentro y bucear cerca de las zonas de piedras y plantas que aparecen según el mar se va haciendo profundo. Si prefieres dar un paseo por la arena hay casitas de pescadores en los laterales que se pueden visitar, incluso si te gusta el volley playa suele haber un par de redes en la parte trasera de la playa.

En cuanto a servicios de la playa:

  • Para aparcar hay un par de espacios bastante grandes habilitados en los laterales de la playa pero suelen llenarse rápido debido a los hoteles que hay en las proximidades.
  • Para comer hay varios restaurantes y supermercados prácticamente a pie de playa.

Ruta del Faro de Punta Grossa

Si os apetece hacer algo de turismo activo, de la misma Cala de San Vicente sale la ruta hacia el Faro de Punta Grossa. Son 5Km ida y vuelta, de dificultad media sobre todo si decides hacerla con el sol en lo alto pero merece la pena por las vistas de todo el recorrido que circula al borde del acantilado.

Día 7: Cala Comte, Time & Space y Es Vedrá

Cala Comte

Para el séptimo día nos reservamos una de las calas de más bonitas de Ibiza. Cala Comte tiene al menos dos partes separadas por una pequeña lengua de piedra que se adentra en el mar y una de las aguas más azules que he visto en la isla.

Para mi fue una de las calas más bonitas que visitamos, aunque es cierto que para disfrutarla en condiciones hace falta madrugar bastante porque se llena muy pronto. Si no te importa andar un rato no hay demasiado problema de aparcamiento ya que puedes dejar el coche en alguno de los huecos habilitados en los caminos que salen de la carretera de llegada a la playa. Si vas en moto hay una barrera que puedes cruzar y te permitirán aparcar prácticamente en la arena cerca del restaurante aunque te avisamos que tendrás que preparar la cartera si te apetece comer en él.

Las vistas de la Illa des Bosc desde la arena son espectaculares, es muy recomendable llevar gafas de buceo y tubo para hacer snorkel porque si te acercas a las piedras que están a la derecha de la cala podrás ver infinidad de peces y plantas.

Monumento Time and Space y las Puertas del Cielo. Cala Llentia.

Otra visita obligada de esta zona son los monumentos Time and Space y Puertas del Cielo. El primero lo mandó construir Guy Laliberté a Andrew Rogers para su mansión en Can Soleil. Por si no conocéis la historia hace unos años hubo cierta polémica por la construcción de este monumento en un paraje natural aparentemente sin licencia, de hecho salió a la luz un expediente abierto por el ayuntamiento de San José a los implicados además de una cuantiosa multa.

A pesar de esto la verdad es que las obras están colocadas en un enclave espectacular. El acceso es gratuito y no está controlado, es una zona de acantilados con vistas a Cala Llentia desde que la que se puede apreciar una preciosa puesta de sol. Hay bastante afluencia de turistas y yoguis que se acercan a meditar y conocer la energía de la zona.

Si vais a verlo podéis aparcar en alguno de los caminos de la entrada al monumento Time and Space pero tened cuidado por donde os guía el GPS porque hay alguna carretera de tierra traicionera con muchos baches que nos dió algún susto. Desde el monumento se puede llegar fácilmente andando hasta las Puertas del cielo. Tan solo hay que tomar el camino que sale de la derecha del círculo de piedras (si estas mirando al mar).

Mirador de Es Vedrá. Torre des Savinar

Hay multitud de miradores para poder disfrutar de puestas de sol encantadoras en Ibiza. El mirador del camino de la torre des Savinar quizás es el mejor de ellos con la contrapartida de que también es bastante conocido.

Para llegar debéis hacerlo andando ya que está prohibida la entrada de coches al camino que lleva al mirador. La gente suele aparcar en la misma  entrada si vas en moto, a un lado de la carretera o en un parking que han habilitado un poco más arriba de la entrada. El camino hasta el mirador es bastante sencillo, tan solo hay que seguir el trazado de tierra hasta llegar a una zona de piedras que cortan un lado del camino. Si cruzamos las piedras llegaremos al espectacular mirador al borde del acantilado donde podremos contemplar Es Vedrá con el sol de fondo en todo su esplendor.

Puesta de Sol en Es Vedrá desde el mirador de la torre des Savinar

Si os veis con fuerzas por el mismo camino sale una ruta (indicada) hacia la Torre des Savinar. Las vistas desde la torre son mejores porque tendréis más altura y más perspectiva, eso si, es recomendable salir con tiempo porque si queréis llegar hasta arriba son al menos 3Km de camino.

Artículos que podrían interesarte