Dónde comer en la ciudad de Alicante

Nosotros no concebimos una visita a la zona de levante sin la degustación de un buen arroz. En Alicante se pueden comer algunos de los mejores arroces de España (al igual que en Valencia), además de probar sus espectaculares pescados y mariscos típicos de la zona. Si no sois muy de arroz y pescado, debéis saber que también hay mucha oferta gastronómica de otros tipos de cocina como os contaremos más abajo.

Si sois tan foodies como nosotros y todavía no tenéis claro dónde comer en Alicante os dejamos algunos de nuestros restaurantes favoritos de la zona.

Si estás por la zona de Alicante te recomendamos que vayas a visitar nuestro artículo sobre ¡Qué ver en Alicante! y que también te pases a conocer Valencia en 3 días.

1. Arrocería Estiu

Restaurante de cocina tradicional con toques de vanguardia especializado en arroces. Tienen propuestas tan curiosas como arroz con rabo de ternera y granada, o arroz con manitas de cerdo y frambuesas. La carta va cambiando según la temporada, y nosotros cuando fuimos probamos un arroz de setas, pato y foie que estaba espectacular.

Tampoco se quedan atrás sus entrantes, la ensalada de burratina con tomates en texturas es una de las ensaladas que más nos ha gustado y sorprendido en mucho tiempo. Muy ricos también sus buñuelos de bacalao con alioli. Para terminar, probamos el postre que tenían en ese momento, un trampantojo de pera limonera hecho de chocolate blanco: ¡una delicia y una presentación muy bonita!

El local es pequeño, se trata de uno de los restaurantes escondidos de Alicante, porque lo que os aconsejamos reservar con antelación. Como recomendación final, lo mejor es que os dejéis aconsejar por las dueñas para poder disfrutar de la mejor experiencia gastronómica. El precio medio son unos 35-40€ pp.

Booking.com

2. Las brasas de San Miguel

Este restaurante está especializado en carnes a la brasa y cervezas San Miguel, de la cual tienen muchísimas opciones. Fuimos principalmente porque habíamos visto que tienen la opción de ponerte una pequeña parrilla de carbón en la mesa para que tu te hagas la carne a tu gusto y te la comas bien calentita y en su punto.

Nosotros probamos el T-Bone a la parrilla y nos gustó mucho, una de las mejores carnes a la brasa que hemos probado. Excepcional también la atención por parte del personal, aconsejándonos a la hora de pedir. El precio medio de este restaurante variará mucho en función de la comida, nosotros pagamos 40€ pp. aprox.

¡Si estás buscando dónde comer en el centro de Alicante, sin duda esta es una de las mejores opciones!

3. Alma de barra

Restaurante de cocina tradicional alicantina con un toque moderno. Se aprecia la calidad del producto y el sabor de los platos, de lo que probamos no había nada que no estuviera bueno. Pedimos la ensalada de tomate con ventresca, el montadito de ternera y foie que estaba espectacular, y unas croquetas de jamón que estaban super cremosas.

No podía faltar de postre una tarta de queso idiazábal, poco cuajada como a nosotros nos gusta. Tenemos pendiente volver a probar los arroces, que también tenían pintaza. El local es muy chulo con una decoración moderna y os aconsejamos reservar siempre. El precio medio es de 30-40€ pp.

4. Tapas Alicante

Céntrico restaurante en el que puedes tomar tapas y raciones variadas. Sin duda es uno de los mejores sitios para comer barato en Alicante. Nos sentamos por casualidad en este bar que está justo en el centro de la ciudad y fue todo un acierto, nos gustó mucho todo lo que probamos.

Probamos dos de sus tapas que habían ganado un concurso provincial:

  • La ensaladilla rusa, que estaba rica y se notaba que era casera.
  • Y la lasaña wantán de rabo guisado, una reinterpretación de la tradicional lasaña que nos gustó bastante.
  • Las salsas que la acompañaban estaban muy ricas.

También pedimos unas croquetas de rabo guisado, que estaban muy melosas y sabrosasEl local tiene una amplia terraza en la calle en la que se está muy a gusto en verano, y el precio medio puede rondar los 15-20€ pp.

5. Sale & Pepe

Para los amantes de la cocina italiana, este restaurante tiene una buena carta tanto de pizzas como de pasta. Nosotros en casi todos los viajes al final solemos caer en algún italiano ya que nos flipa esta gastronomía. Este grupo tiene varios locales en la ciudad, pero nosotros fuimos al de Barrio.

En esta ocasión nos decantamos por la pizza diávola (una de nuestras favoritas), que estaba muy rica, y por las tagliatelle al tartufo, que siempre son una opción segura. Sin ser uno de los mejores italianos que hemos probado, la comida estaba toda muy rica y definitivamente merece la pena una visita si os apetece este tipo de cocina. El precio medio es de 16€ pp.

Por cierto, si sois un poco golosos o vais en grupo podéis elegir la pizza que queráis y ¡os hacen una pizza de un metro!

6. Tribeca

Hamburguesería con opciones para todos los gustos, ya que además de hamburguesas y perritos clientes tienen en carta bowls y ensaladas un poco más “healthy”. Nosotros nos decantamos por las hamburguesas, pero tenemos que decir que los buda bowl también tenían buena pinta.

Pedimos de entrante un trio de hummus, muy rico, y luego probamos la Royal, con queso de cabra y foie que estaba espectacular, y la mexicana, que, aunque estaba buena nos gustó menos que la otra.

Tiene menú del día tanto de hamburguesas como de bowls por 14,95€, una opción muy recomendable y barata para comer a mediodía. A la carta, el precio medio es de 16-20€ pp.

Artículos que podrían interesarte